Tailandia Amilpies

Arturopoloena-23Arturopoloena-15Tailandia, conocido por ser uno de los principales destinos turísticos del sudeste asiático, posee un increíble atractivo desde el aire, no sólo por la belleza de sus paradisíacas playas del sur, sino también por la exuberante vegetación de su jungla y las zonas montañosas del norte y oeste.

Texto: Elisa Fernandez
Fotos: Arturo Polo-Ena

Todos los años, el Aeroclub de vuelo de Tailandia organiza un viaje por el país y hemos tenido la suerte de contar con la ayuda de un buen amigo para realizar las gestiones necesarias para poder participar en esta aventura que nos llevará a conocer el Tailandia más profundo, huyendo de los principales destinos turísticos.

Los primeros días nos fuimos aclimatando a la nueva cultura y a las altas temperaturas en la caótica megaciudad de Bangkok, y aprovechamos para visitar  lugares emblemáticos como el Gran Palacio Real, el buda de esmeralda, varios templos de arquitectura tailandesa o el mercado flotante…

Arturopoloena-2La ruta partía del aeropuerto de Bangphra, al sur de Sri Racha, sede del aeroclub de Tailandia, un lugar muy acogedor por su curiosa sede social a pie de pista, construida en madera y con tejado de cañas, perfecta para los aficionados y curiosos que gustan de pasar el rato viendo a los aviones despegar y aterrizar.

Arturopoloena-22Nuestra primer parada fue en el aeródromo de Kanong Phra, un rancho privado, con campo de golf, buen hotel y restaurante. Tras reponer fuerzas, continuamos nuestro vuelo hasta Loei, encontrándonos por el camino la montaña Phu Kradung (1316 metros), reconocible desde lejos por su curiosa forma de campana y desde el aire por su forma de corazón, con una meseta en lo alto llena de senderistas acampados. Esta montaña, situada dentro del precioso parque nacional Phu Pha Man, está considerada uno de los lugares más bellos de todo Tailandia y es una ruta muy popular para senderistas, incluso existe una leyenda que dice que se puede escuchar un misterioso sonido de campana en los alrededores…

Loei, es conocida como la ciudad del mar de montañas, un destino ecoturístico en crecimiento, debido a la mezcla de culturas del norte-noroeste y a su belleza natural, ya que se encuentra rodeada de abundantes montañas con cumbres majestuosas envueltas en niebla.

Al día siguiente emprendimos la ruta hasta Nakhon Phanom, ciudad situada a lo largo de la orilla occidental del majestuoso río Mekong, río famoso por su longitud, más de 4300 kilómetros desde su nacimiento en la cordillera del Himalaya, también por recorrer 7 países en total y hacer de frontera con Laos.

Arturopoloena-7

Siguiendo el río Mekong y atravesando el parque nacional Pha Taem llegamos hasta el aeropuerto de Ubon Ratchathani, una de las ciudades más grandes del noreste de Tailandia, muy cercana a Laos y Camboya y dividida en dos por el río Mae Nam Mun, el segundo más largo del país; cuenta con varios templos de gran belleza e historia, también con grandes parques y zonas verdes donde sus habitantes pasan la mayor parte de su tiempo libre.

Arturopoloena-13

Desde aquí nos cruzamos el país de este a oeste para ir a Phitsanulok, ciudad con un importante pasado que la convierte en uno de los centros históricos más importantes del país. La visita al templo Wat Phra Si Rattana Mahathat, junto al río Nan es imprescindible, por ser uno de los más importantes del país y por albergar en su interior una impresionante figura de buda en oro macizo, considerada una de las más bellas de Tailandia. La visita a las casas flotantes de bambú sobre el rio Nan es muy recomendable, así como también los restaurantes flotantes, donde sirven muy buen pescado.

Arturopoloena-9

Por último volamos hacia Mae Sariang y Mae Hong Son, por el noroeste del país, siguiendo las montañas con abundantes bosques vírgenes, que dividen Tailandia de Myanmar y sin acercarnos mucho a la frontera como nos recomiendan, ya que hay guerrillas peligrosas en la zona.

Arturopoloena-18Si la visibilidad ha sido bastante mala durante toda la semana debido a la alta humedad y las brumas que provoca, aquí en el norte la cosa empeora bastante e incluso hay un día que tenemos que cambiar nuestros planes y quedarnos en tierra… lo que no supuso mucho inconveniente, ya que por la zona hay grandes atractivos, como visitar la tribu de las mujeres jirafa o ver los campos de entrenamiento de elefantes, un animal muy querido y respetado en este país.

Desde aquí regresamos a nuestro aeródromo de partida, dando las gracias a nuestros compañeros de vuelo y tras las calurosas despedidas, nos disponemos a pasar unos días de relax en alguna playa paradisiaca.

Datos curiosos

Tailandia tiene una superficie bastante similar al tamaño de  España y unos 65 millones de personas, de los cuales el 95% son budistas, gente muy amable y respetuosa, siempre con una sonrisa en la cara.

Arturopoloena-3La comida suele ser muy picante, así que no te olvides pedirla sin picante para que sea comestible, porque nuestro nivel de tolerancia no es el mismo para nada… como dato curioso decir que no emplean cuchillos, sólo tenedor y cuchara, además de los palillos para los fideos, por supuesto. La mayoría de la gente en Tailandía come fuera de casa, ya que la comida es muy barata y hay múltiples puestos en la calle o restaurantes de diferentes estilos.

Y si disfrutas de los masajes, no olvides visitar alguno de los muchos negocios de este tipo, ya que tienen unos precios más que razonables y mucho arte en las manos.

Arturopoloena-1Los vehículos conducen por la izquierda y es muy recomendable utilizar los “tuc tuc”, motocicletas con un carro para llevar varios pasajeros a modo de taxi.

Cómo volar en Tailandia

Salvo raras excepciones, para tener un avión matriculado o una licencia de vuelo tailandesa es necesario tener nacionalidad tailandesa, además de “buena conducta”, pero si sólo queremos pasar una temporada volando por el país, es posible obtener una convalidación de nuestra licencia de vuelo. Para ello  es necesario contactar con el Thai Flying Club, situado en el aeropuerto de Bangphra, Sriracha. Se debe pasar un pequeño examen, que se puede preparar con antelación, hay que hacerse miembro del club (unos 275.-USD) y abonar las tasas de Aviación Civil, además de tener en vigor la licencia de vuelo, el reconocimiento médico y pasaporte. La validez inicial es de un año, aunque cabe la renovación, que ya es para cinco años.

El Aeroclub dispone de Cesnnas 150 y 172 y una Piper Cherokee.

Aunque Tailandia tiene un clima tropical húmedo con temperaturas suaves todo el año, los meses más recomendables para volar son los más fríos, de Noviembre a Febrero, con temperaturas entre 15 y 30ºC.

Si quieres preparar unas vacaciones diferentes, contacta con el Thai Flying Club y ¡visita Tailandia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − dos =