Reunión de la ACAA en Robledillo en junio

20140622_102556Un año más hemos vuelto a encontrarnos. Como últimamente es habitual, en el aeródromo de Robledillo de Mohernando (Guadalajara) gracias a la extraordinaria acogida y facilidades que nos brindan los compañeros del aeroclub.

Por Miguel Linares

Unos con algunas horas más de vuelo y el motor necesitando una revisión a fondo y otros con sus motores recién instalados, pero todos, como siempre, con gran ilusión y ávidos por conocer y aprender. ¿Qué clase de combustible recorre nuestras venas, que nos impulsa a querer más? Seguimos queriendo subir alto, experimentar nuevas sensaciones, buscar en los cielos, compartir con los compañeros. Ese combustible no se vende en cualquier sitio. No está al alcance de todos los mortales.

Bien, pues allí que se reunieron en la tarde-noche del viernes los avanzados de la expedición. Por lo que sé, se lo pasaron más que bien. Reunión de aerotrastornados –como dirían algunos-. Muy buena idea la de alojarse en la casa rural. Da para muchas travesuras y recuento de viejas historias y anécdotas. Preparación para el día siguiente.

DSCN3847El plato grande se sirvió el sábado 21. Empezó a llegar el resto de los expedicionarios. De una previsión inicial bastante reducida, se iba aumentando el número de asistentes. Problemas de intendencia de intuían. Joaquín Guerra fue pasando comunicados a la unidad de abastecimiento ¡¡que ya no son entre 12-15, que son algunos más!! Cocina con inicio de mosqueo. Nuevo aviso a cocina ¡¡que ya vamos por algo más de 30!! Cocina lanzando juramentos y afilando el cuchillo tocinero por semejante desaguisado. Se volvió a cumplir el milagro de los panes y los peces. Las chicas de la cocina se las apañaron muy bien para alimentar tantos estómagos ansiosos por comer. Se llevaron nuestro reconocimiento y algún que otro piropo por su simpatía. Como nota espectacular, Nicol nos comentó lo ilusionada que estaba porque iba a participar en la construcción de una réplica del triplano Focker DR1. Quedamos que en la reunión del próximo año nos tenía que ofrecer una demostración en vuelo con ese aparato.

DSCN3848Llegados a la parte técnica destacó la calidad de las conferencias que dieron los compañeros que se ofrecieron a ello.

La charla la inició Emilio Sánchez junto a sus dos jóvenes compañeros. Nos hablaron de los Goat que están construyendo. La conferencia tuvo un contenido muy técnico con una muy alta calidad, planteando problemas y soluciones, confrontándose dos sistemas de motorización (eléctricos y tradicionales) con planteamientos muy interesantes que atrajeron nuestra atención y surgió un buen debate. Las eléctricas perdieron… cosa rara en estos días.

Presentaron una de las estructuras que habían construido con un acabado y una calidad impecable, así como también pudimos ver uno de los aparatos montados con el tradicional motor de gasolina utilizado en los paramotores y que, según nos comentó Emilio, tenía un precio bastante asequible –decimos asequible considerando los precios tan desorbitados que se están pidiendo por cualquier motorcito- . Si mal no recuerdo nos comentó que estaba en torno a los 1.400€ con reductora, hélice y arranque eléctrico.

Un gran proyecto que seguramente podremos ver en vuelo en muy breve tiempo, ofreciéndose Emilio para cualquier consulta que los socios precisen. Otro gran apasionado de los aviones que disfruta compartiendo con los compañeros.

A continuación nuestro nuevo compañero Jesús González, junto a su hijo Jesús (hago mención sobre la renovación generacional que en otro momento se planteó) nos brindaron otra muy interesante y amena charla. Nos hablaron sobre la Fundación Cielos de León que habían constituido. Un concepto y una filosofía a tener muy en cuenta. Aprovecho para recomendaros que visitéis su página web, donde tienen información muy interesante que estoy seguro que a más de uno le va a venir muy bien, léase este que os escribe.

Su exposición principal la basó en su proyecto de construcción de 4 Gazailes y un simulador de vuelo. Este proyecto lo están llevando a cabo en León y no sigue los parámetros de una empresa comercial. Es un proyecto totalmente de construcción amateur utilizando técnicas y herramientas de muy alto nivel para muchos de nosotros, pero que precisamente se esforzó en demostrarnos que están al alcance de cualquiera de nosotros. Jesús nos desgranó todos los pormenores de la construcción. Los problemas que les surgían y las soluciones que encontraban. Nos introdujo totalmente en su proyecto a pesar de la hora ya cercana de la comida. Era tal el interés que nos mantuvo expectantes hasta tal punto que inició un nuevo tema: la máquina de control por ordenador. Otro tema apasionante. Nadie se movía de allí. Todos queríamos saber más. Habló sobre los programas para utilizar en estos casos, dónde conseguirlos, el PC a utilizar, la herramienta, el diseño de las piezas, era “toro, toro y toro”.

Ante la hora y los estómagos rugiendo, nos dimos un descanso y nos lanzamos en busca del avituallamiento, donde se continuó hablando, cosa rara, de nuestros consabidos temas.

DSCN3852Tras la pausa de la comida, Jesús nos mostró la pequeña máquina que habían traído para la ocasión. Realmente el encargado de realizar la demostración fue su hijo Jesús, joven entusiasta y apasionado por todo lo relacionado con la aviación. Ahí tenemos uno más de la renovación generacional a la que se hizo alusión, al igual que los hijos de Antonio Plegezuelos que no se pierden una y que también vuelan junto a su padre, los compañeros de Emilio Sánchez y algún que otro asistente que podía lucir el título de “aún me quedan muchos horas de vuelo por delante”.

Pues bien, la máquina funcionó perfectamente y causó una grata sorpresa y entusiasmo por lo fácil que parecía resultar. Obedeciendo las órdenes de Jesús hijo, la herramienta se desplazaba con una exactitud pasmosa y nos mostró las grandes posibilidades que ofrece. Como ya hemos podido ver a través del foro, ya han publicado varios comentarios sobre esta cuestión y nos han ofrecido su disposición a aclarar cuantas dudas y consultas se planteen.

La siguiente charla versó sobre otro tema que también suscitó mucho interés: construir tu propia hélice. Los que se lanzaron a la arena fueron nuestros compañeros Hernández Ros, Antonio Pleguezuelos, Jesús Lourés y Víctor Merino, que nos deleitaron con sus exposiciones y conocimientos aderezados con pequeñas notas de humor. Nos mostraron lo gratificante que era el poder construirte tu propia hélice y como sentenció Víctor Merino “ se tarda más tiempo en conseguir los 200-300€ que cuesta una hélice, que en construirla” ¡¡¡pues tiene toda la razón!!!

También se planteó la posibilidad de organizar un curso de construcción de hélices. Se mostró mucho interés por el tema.

Finalmente se tocaron diversos temas de interés general, como la realización de cursos, actividades, renovación generacional, venta de objetos y obsequio de las nuevas pegatinas de la Asociación.

Finalizada la parte técnica, se planteó el tema lúdico. La noche prometía. Estaba prevista una Queimada por todo lo alto, incluidos conjuros provenientes de las bruxas galegas. Si alguien de los que no asistieron a la reunión sintieron esa noche una gran desazón, ya saben a que se debía, para que tomen buena nota de cara a la próxima.

20140622_101421Al día siguiente pudieron ver en vuelo uno de los nostálgicos y algunos pudieron saborear su placentero vuelo. Hablo de la réplica de La Cigüeña que encandiló a más de uno. Una excelente copia de la Fieseler Storch.

No quería acabar este artículo sin mencionar a nuestros queridos compañeros que ya son una institución e iconos de la Asociación como son Lorenzo Alzola y Hernández Ros. Les agradecemos el enorme esfuerzo que para ellos puede representar el desplazarse para asistir a la reunión y compartir con nosotros todos sus conocimientos. Esto es lo grande de nuestra gente. Nuestro cariño y reconocimiento para todos los que están y los que ya no están, pero siguen volando junto a nosotros.P1230773

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =