POBER PIXIE de Emilio Sánchez

POBER_PIXIE_P9_C-FTLQ_05Decidí construir el POBER PIXIE porque el diseño estaba avalado por la EAA. Estudié los planos y comprobé que la construcción de las alas no debería tener grandes dificultades, al utilizar fundamentalmente madera. Pero cuando estudié el fuselaje aparecieron las primeras dudas. Según la leyenda urbana, al soldar los tubos redondos solían deformarse y para conseguir las formas cuadradas y rectangulares de los laterales del fuselaje había que construir un potro (conformador). 

Texto y fotos: Emilio Sánchez Bustos

Yo tenía alguna experiencia en cortar, preparar, y ajustar los tubos y demás elementos que componen la estructura, pero la cuestión es soldar los tubos que tienen 0.9 m de de pared. Aunque dispongo de una soldadura TIG con argón, decidí que esta labor la debía hacer un profesional. La ayuda me vino de Miguel, gran amigo y mejor profesor, que trabajaba como maestro en la sección de soldadura de una gran empresa de aviación. Hoy jubilado, nos pudo transmitir una serie de conocimientos interesantes y valiosos. Por desgracia para todos, estos grandes profesionales se están suprimiendo de las empresas.

Colocamos todos los elementos en la gran mesa, fuimos colocando escuadras, reglas, gatos y tensores. Decidimos empezar a puntear los distintos nudos, siendo necesario guardar el protocolo al soldar las intersecciones de los tubos por las posibles deformaciones. Esto es como todo, si preguntas, lees, practicas y te apoyas en alguien con experiencia, la cosa puede salir bien.

Podíamos decir que las fases más complicadas, pero realizables son tres:

La primera es la construcción del fuselaje, cola y tren, pero más fácil de lo que muchos creen.

La segunda son las alas. Para esta operación es fundamental una mesa robusta y generosa en superficie; también debemos contar con unos planos bien definidos y medir dos veces antes de cortar o taladrar. Día a día vamos viendo el proyecto crecer, y nuestra autoestima aumentando, como cuando empezamos con el aeromodelismo siglos atrás.

Cuando decidimos empezar a trabajar con las alas notamos lo agradecido que es trabajar con la madera y cómo pequeños errores o ajustes poco rigurosos tienen fácil solución.

La tercera es el entelado y acabado, estas operaciones no requieren especial atención si es la segunda vez que las haces, por tanto recomiendo que la primera vez que se entela y se pinta, requieras la ayuda de algún compañero que anteriormente se haya equivocado. Se puede decir que aquí todos hemos tropezado en la misma piedra.

La instalación del motor, instrumentos y demás artilugios, si hemos sido capaces de hacer lo anterior, no presentarán problemas complicados. Al ser cuestiones técnicas que están bien argumentadas en la documentación, y contando siempre con la ayuda de la Asociación, siempre habrá algún compañero que nos dará alguna solución o conferencia con sabiduría, de la que nos acordaremos siempre. ¡Gracias AAE!

Las inspecciones de Aviación Civil se cumplieron según las normas establecidas y yo pude pasarme algunas horas mirando el parasol terminado y, cuando no me veía nadie, me repetía lo bueno y listo que soy :))

Ni que decir tiene que la Pober Pixie voló perfectamente sin ningún tipo de complicación.

Simplemente con ilusión, interés, sacrificio, horas de trabajo, ayuda familiar, colaboración de algún amigo y, el apoyo y soporte de la Asociación, se puede conseguir cualquier sueño aeronáutico que nos propongamos.

Pober Pixie
Características
Longitud 5.26 m
Envergadura 9.09 m
Altura 1.88 m
Area alar 12.45 m2
Peso en vacío 246 kg
Peso máximo 408 kg
Prestaciones
Vel. máxima 209 km/h
Vel. crucero 134 km/h
Autonomia 467 km
Techo de servicio 3,810 m
Vel. de ascenso 2.54 m/s
Autonomía 4 horas
Motor
1 x Volkswagen refrigerado por aire avionizado o Limbach SL 1700 EA, 60 hp (45 kW)

Descripción

6-1999-POBER-PIXIE-en-la-Reunion-NacionalEl Pober Pixie es una avión monoplaza, monoplano de ala alta en parasol, con tren clásico y cabina abierta. Fue diseñado en los Estados Unidos en 1974 y se comercializa a partir de planos para  construcción amateur. El diseñador, Paul Poberezny, se inspiró en el también parasol Baby Ace.

En 1973 y con motivo de la crisis del petróleo, la EAA lanzo el concurso “Proyect Econoplane”, con el fin de desarrollar un avión económico y ponerlo a disposición de los constructores amateur. El Pober Pixie fue el resultado, con un consumo de combustible de 11 a 13 l/h. Los planos se terminaron en enero de 1974 y el prototipo voló a finales de julio, a tiempo para la Reunión Anual de la EAA ese año.

Después de la reunión, se le realizaron al prototipo una serie de pequeñas mejoras, que incluyeron la instalación de un motor Limbach SL 1700 EA (60 hp @ 3.550 rpm) y una hélice Rehm 5330 de dos palas de paso fijo. Estas mejoras se incorporaron en los planos.

El fuselaje del Pixie está fabricado con tubos soldados de acero 4130, mientras que las alas son de madera de abeto Sitka. El conjunto se recubre de tela poliéster termoretráctil. Los motores recomendados son los Volkswagen avionizados y el Continental A- 65. El diseño incluye alerones en toda la envergadura lo que da gran maniobrabilidad y poca guiñada adversa.

“Similar en muchos aspectos a Heath Parasol, el Pixie es una versión moderna de los parasoles de los años 30 excelente para los nostálgicos del vuelo con gorro de cuero y gafas. Con mínima experiencia con patín de cola, el Pixie es muy fácil de manejar en el suelo. Los aterrizajes son suaves, la visibilidad en crucero es excepcional y su uso con esquíes añade otra dimensión a su vuelo.”pober_3v

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − diecisiete =