La Bucker 131 ULM

Un mito al alcance de la mano de románticos y nostálgicos.

Si hay un avión en España querido y añorado por la mayoría de los pilotos, este es la Bucker 131 Jungmann. No en vano ha sido el avión de escuela y entrenamiento del Ejercito del Aire durante muchos años y de numerosos aeroclubs cuando el Ejercito las cedió a éstos.

Bucker8

Si a ello le unimos su singular estampa y sus facultades acrobáticas, que han hecho de él uno de los aviones acrobáticos clásicos, comprenderemos la admiración por ella de muchos aficionados. Pero claro, no está al alcance del presupuesto de la mayoría. Por ello un día nuestro compañero Víctor Merino se puso manos a la obra y elaboró el proyecto de una Bucker que estuviera al alcance de los constructores amateur. Su tamaño sería el mismo, las mismas medidas, pero con una estructura más ligera, aunque perdiera sus características acrobáticas. Eligió una estructura de madera por ser mas asequible a los constructores amateur, al igual que hizo Fisher con su réplica, en esta ocasión a escala, de la también mítica Tiger Moth. Los planos fueron publicados en la revista “El Constructor Amateur” de la Asociación de Aviación Experimental a razón de un plano cada mes. Algunos constructores amateur se animaron y comenzaron la construcción. Manuel Monago en Badajoz y Emilio Alonso en Madrid, son los que llevan los trabajos mas avanzados, aunque hace tiempo que el progreso es lento. En Benejama, Luis Arenas y Nenico, comenzaron la construcción de una, pero el proyecto, con diferentes elementos realizados, está abandonado. Así mismo Hugo Pini comenzó la construcción de una con el fuselaje realizado en tubo (ver cuadro). También fuera de España, en Francia, algún aficionado enterado de la existencia de estos planos se ha puesto en contacto con Víctor con la idea de construir una. Bucker7 Bucker2 Bucker1

La estructura del fuselaje es similar a la del avión original, habiéndose sustituido los tubos por listones de madera, al igual que en los empenajes de cola. El ala, al ser de madera en el original, tiene más similitud con la réplica. Hemos de tener en cuenta que la Bucker original, construida en Japon bajo licencia (Kokusai Ki 86 con 100 cv), tenía el fuselaje realizado en madera, como otros aviones de la época, DH-60 Moth incluída, por ejemplo. El perfil utilizado es el NACA 4415 con el 15 % de espesor. Pino de Oregón, algo de pino de Balsain y contraplaqué de abedul o marino, son los materiales utilizados, unidos con pegamento epoxidico. La estructura como en el original será entelada y pintada. Otro apartado no definido por el diseñador de esta réplica es el del motor, disponiéndose de varias posibilidades entre las que tenemos los motores avionizados provenientes de automoción (VW, CAM 100, Nisan, etc…) Manuel Monago esta preparando un Continental C-90 con la ayuda de Celso Mesón. Aunque el motor que le vendría al pelo seria un LOM, conservando así el corazón que anima a las Bucker originales. La guinda de este trabajo, como sucede con todas las réplicas es el terminado, sabiendo elegir tanto la pintura como la decoración, que según entiendo yo debería ser fiel copia al que lucen alguna de las hermanas mayores existentes. Si alguno de vosotros se anima a construir una, podéis poneros en contacto con Víctor Merino y contar con la colaboración de los constructores que están trabajando en este proyecto.