Primera edición del Raid Mermoz

El pasado 28 de abril, una flotilla de 19 aviones ultraligeros salieron de Chambery con destino final Dakar, para participar en el Mermoz Road, organizado por Olivier Ronvaux y Richard Goulbe, con la valiosa colaboración de Francisco Gonzalez Latorre para las etapas en la Península Ibérica.

Se trata de seguir los pasos de los grandes pioneros de la aviación : Mermoz y sus ilustres compañeros quien trabajaban por la Compañía Aeropostale, fundada por Pierre-Georges Latécoère hace casi un siglo, y dedicada al transporte aéreo de correos, operando entre los continentes europeo, africano y americano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los 38 participantes, de los cuales cinco son instructores, procedentes de cuatro continentes distintos, recorrieron 12,000 kilómetros en dos semanas, haciendo escalas en España, Marruecos, Senegal, Mauritania y Sahara Occidental, descubriendo una gran diversidad de paisajes… ¡y la magia del desierto!

El raid estaba inicialmente diseñado para un modelo único de aviones: el VL3 EVOLUTION de JMB Aircraft. El VL3 es un avión para pilotos aventureros y viajeros, que se revela particularmente adaptado a este tipo de experiencias de largo recorrido:

  • Con una velocidad máxima de 280 kilómetros por hora, es el más rápido de su categoría
  • Goza de hasta 2.300 kilómetros de autonomía gracias a un consumo muy bajo
  • Puede aterrizar en pistas cortas (150 metros)
  • La cúpula de vidrio acrílico permite vistas espectaculares desde el avión durante el viaje

Sin embargo, otros dos modelos se juntaron a la flotilla, puesto que los propietarios de un FK14 y de un MCR solicitaron incorporarse. Formaron una de las cinco formaciones junto con la única aeronave VL3 de tren fijo, puesto que ésta última es algo menos veloz que el modelo de tren retráctil.

En su última escala en Totana tuve el placer de acoger, en representación de la correduría de seguros aeronáuticos Air Courtage, a los pilotos y acompañantes, que llegaron algo cansados pero encantadísimos de esa aventura inolvidable, y de escuchar sus primeras impresiones.
Evocan la emoción que suscita el desierto, el sobrevuelo de la extensa cordillera del Atlas, el despegue mítico desde Cap Juby, en el sur de Marruecos… Allí vivió Antoine de Saint-Exupéry durante 2 años mientras trabajaba por la compañía Aeropostale.
Sin embargo, el momento más asombroso fue la escala en Rashid (Mauritania), no tanto por los paisajes impresionantes que por la calurosa bienvenida que les dieron los habitantes durante estas pocas horas dedicadas al descanso y al repostaje. Fueron recibidos en la pista por una banda de música, y el ambiente festivo permaneció durante toda su estancia. Fue un corto pero intenso momento de encuentros e intercambios.
Describen el vuelo de Rashid a Dakhla (Sahara occidental) como siendo quizás el más espectacular de todos, pero también puede ser percibido como algo ansiógeno ya que son zonas muy desérticas donde uno sabe que cabe poca posibilidad de recibir asistencia en caso de que fuera necesario.

La convivencia agradable y el compañerismo de los participantes unidos por la misma pasión por volar, fue otra clave del éxito del viaje. En Totana, Olivier concluyo su discurso comentando “Hace dos semanas, nos fuimos de Chambéry 38 participantes, y hoy regresamos a Europa 38 amigos”.

Se augura que esta edición del raid Mermoz es la primera de una larga serie, así que los organizadores proyectan de iniciar los preparativos del raid 2019 en el otoño, ya que dicho evento requiere aproximadamente siete meses de organización.
De cara al año próximo, la intención es reproducir esta misma ruta con quizás un par de cambios:

  • Ante el entusiasmo general por pasar más tiempo en Mauritania, se contemplará la posibilidad de hacer alguna escala adicional en ese país. Por deformación profesional, y a riesgo de interrumpir un dulce sueño, hago hincapié en que dicho país sigue constituyendo una exclusión estándar de las pólizas de seguros, por lo que conviene solicitar una cobertura temporal para poder aterrizar en Mauritania.
  • Ante la gran dificultad administrativa a la que se enfrentaron para volar en España, se plantea una ruta alternativa para evitar las escalas en el país. Afirman que de los siete países por los que pasa el raid, la mayor dificultad en cuento a la organización de los vuelos fue en España. A la diferencia de otros países europeos, se requieren a los ultraligeros planes de vuelos depositados con antelación. A la ida, a pesar de haber realizado los trámites previos, y de tener los permit-to-fly, se quedaron 9 horas bloqueados en Casarrubios del Monte, a la espera de la autorización para despegar, por lo que llegaron a Fes al atardecer. A la vuelta, tuvieron contratiempos parecidos, en parte debido a una meteorología adversa el día 10 de mayo, y en parte por los trámites burocráticos, por lo que también llegaron a Totana al atardecer. En caso de que se enfrenten a las mismas dificultades de permisos previos (los problemas de autorizaciones de último minuto antes de despegar no pudiéndose anticipar), la ruta alternativa sería volar de Chambéry a Biarritz, y de Biarritz, alcanzar el continente africano tras una escala en un lugar de Portugal que queda por determinar. Esperamos que los permisos para España se obtengan más fácilmente para el próximo raid puesto que si se decidiera evitar el país, la elección se revelaría perjudicial para el desarrollo de un tipo de turismo emergente, beneficioso para las provincias que acogen a sus participantes.

Ante el éxito global del raid Mermoz, brotan nuevos proyectos en las mentes de los organizadores.

En el 2016, Olivier cruzó el Atlántico con su VL3 EVOLUTION para finalmente llegar a Air Venture Oshkosh (Wisconsin, EEUU).

Se podría contemplar la posibilidad de compartir esta experiencia única, ofreciendo la oportunidad a los pilotos de VL3 de participar al próximo viaje Bruselas – Oshkosh, pasando por el Reino Unido, Islandia, Groenlandia y Canadá… Una ruta radicalmente diferente a las de los inicios de la compañía Aeropostale, ¡pero no menos asombrosa!

Para los que estéis interesados en la edición 2019 del raid Mermoz, podéis contactar con Francisco Gonzalez Latorre – fglaircraft@gmail.com – 630 49 11 68 para cualquier información.

¡Os deseo unos vuelos asombrosos y seguros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 7 =