Museo Aeroscopia: Toulouse

AEROSCOPIA-1

Toulouse bien merece una visita y el nuevo museo Aeroscopia es la excusa perfecta. La ciudad, situada en la región francesa de Midi-Pyrénées, cuenta con muchos atractivos turísticos, pero, sin ninguna duda, el turismo aeroespacial tiene aquí un destino especial, no en vano la industria aeronáutica da empleo en la zona a más de 80.000 trabajadores.

Texto y fotografías: Paco Jover

El museo se inauguró oficialmente el pasado 14 de enero de 2015 y a mitad de año ya había  recibido más de 100.000 visitantes con lo que se superará ampliamente el objetivo de 120.000 para el primer año.

Está situado en el vecino término de Blagnac en la zona de actividades aeronáuticas que rodean al aeropuerto de Toulouse-Blagnac (TLS-LFBO) junto al enorme hangar en el que se ensambla el A380. Cuenta con un edificio de acceso en el que se encuentran los servicios de recepción, una tienda muy completa y la pasarela de acceso al edificio principal de 6.000 m2 en el que se exhibe la mayor parte de la colección; una explanada exterior de 4.000 m2 completa el espacio expositivo. Destaca la sección oval del edificio y su planta circular estando revestido con zinc laminado en aspecto negro, todo un clásico en la arquitectura y perfecto envoltorio para esta magnifica colección de aeronaves. Este edifico cuenta con espacio suficiente en el extremo opuesto a la explanada para una futura ampliación.

Las aeronaves expuestas provienen principalmente de la oncoolección de la asociación Ailes Anciennes de Toulouse, Aérothèque y de Airbus. Podemos encontrarlas de todo tipo, desde un planeador Wassmer WA28 Espadon hasta un par de Concordes pasando por un Starfighter, Mirage F1, F-8 Crusader, Jaguar, Bleriot XI, …

Veamos con detalle la historia de alguno de ellos:

AEROSCOPIA-7Sud Aviation SE-210 Caravelle. El aparato exhibido en la plataforma exterior es el último construido y está pintado con los colores de Air Inter. El primer vuelo fue realizado el 8 de Marzo de 1973 y permaneció en activo hasta 1995. Con sus dos reactores montados en la cola fue un avión revolucionario en su época consiguiendo reducir el ruido y vibraciones en la cabina de pasaje. Supuso el inicio de la colaboración entre distintas naciones europeas, Sud-Aviation (Francia), Fiat (Italia) y Rolls Royce (Reino Unido) fórmula que se consolidaría con la actual Airbus. Fácil de pilotar y con una excelente aerodinámica fue muy apreciado por sus pilotos. En 1959 y con un grupo de periodistas a bordo demostró sus capacidades, despegando con un solo motor y subiendo hasta 13.000 metros para luego planear durante 45 minutos desde París hasta Dijon.

AEROSCOPIA-21Airbus A300B. El A300 B4-600 realizó su primer vuelo el 8 de Julio de 1983, siendo operado al año siguiente por  PAN AM. Este ejemplar volvió a las manos de Airbus para que sus  ingenieros lo utilizaran para pruebas de procedimientos y también comprobación de modificaciones, fue decorado con los colores del prototipo que realizó su primer vuelo en 1972. Con una velocidad de crucero de 850 km/h y un peso máximo al despegue de 165 toneladas tenía una capacidad de 345 pasajeros y radio de 5.300 km. Paneles transparentes permiten ver el cableado eléctrico y todas las instalaciones. En la parte trasera se muestra una configuración VIP.

Super Guppy Turbine (SGT). El primer modelo construido por Aero Spacelines fue creado a partir de dos Boeing 377 Stratocruisers y por la necesidad de transportar piezas voluminosas pertenecientes al programa Saturno V. Con una capacidad de carga de 20 toneladas y un volumen de 1.100 metros cúbicos estaba propulsado por cuatro turbinas Allison que daban una potencia total de 4.680 CV. Airbus inmediatamente se dio cuenta del potencial de este avión para transportar piezas desde los lugares de fabricación repartidos por toda Europa hasta la planta de ensamblaje de Toulouse y se decidió a comprar dos ejemplares y más tarde la licencia para fabricar otro par. El avión del museo es el segundo que se compró en 1975. Ninguno de los cuatro ejemplares ha sido llevado a la chatarra y uno de ellos todavía se conserva operativo volando para la NASA. El Airbus Beluga es el sustituto del SGT.

AEROSCOPIA-2AEROSCOPIA-3Messerchmit Bf-109 G-2. Diseñado en 1933  fue el caza de referencia de la Lutfwaffe. El avión exhibido es en realidad un HA1109 Buchón, número de serie 54 construido en España por Hispano Aviación en 1948. Después de sufrir un accidente durante un despegue en Sevilla y tras pasar por ser exhibido en un parque de atracciones y participar en la película La batalla de Inglaterra fue restaurado según la versión G2, equipado con un motor DB 605 y presentado en vuelo participando en festivales europeos hasta su retirada.

AEROSCOPIA-13Mig 15. Avión monoplaza, de producción rusa (Mikoyan-Gurevich) se construyeron 18.000 unidades y fue el “Kalashnikov” del aire. Durante la Guerra de Corea y Vietnam plantó cara a los  F84 Sabre de la USAF. Con una envergadura de 10,06 m, longitud de 11,05 m y capaz de alcanzar los 1.050 km/h con una autonomía de 760 km equipaba un motor Klimov, siendo un caza que destacó por su maniobrabilidad.

AEROSCOPIA-23Recientemente se han añadido a la exhibición un prototipo del A400M (MSN 1 – Grizzly) que después de 4 años de ensayos y 475 vuelos fue retirado de servicio, el segundo ejemplar del único avión comercial supersónico (Concorde) después de haber sido pintado de nuevo, Microstar Variviggen aeroplano de construcción amateur diseñado por el estadounidense Burt Rutan  con configuración canard y propulsión a reacción y el helicóptero ligero SO-1221 DJINN que empezó a construirse en 1953 y estuvo dedicado a misiones de observación y enlace.

Junto al espectacular Aeroscopia se encuentra la exposición de las Ailes Anciennes de Toulouse en la que se pueden ver todo tipo de aeronaves (reacción, hélice, cazas, transporte, de procedencia francesa, estadounidense, rusa, …. helicópteros) como por ejemplo : Mirage III, Texan, Draken, Ecureuil, Super Sabre, Noratlas, Vampire, Invader, Alizé, Thunderjet, … encontrándose expuestos a la intemperie, los hay en distintos estados de conservación, alguno de ellos en proceso de rehabilitación y mantenimiento. En medio del espacio expositivo se observan los cimientos del que será el hangar de restauración.

Al otro lado de la calle se sitúa la fábrica Jean-Luc Lagardère en la que se ensambla el A380. Hasta 4 aviones puede albergar el edificio con las partes y componentes que provienen entre otros lugares de España y que llegan, literalmente, por tierra, mar y aire. El hangar de ensamblaje y plataforma de estacionamiento se pueden visitar en un tour en el que se reciben todo tipo de explicaciones y datos sobre el modelo y fabricante. Llaman la atención los aviones sin pintar en los que solo está acabado el timón de dirección con los colores de la compañía aérea propietaria. En la fábrica se percibe cual es el mayor operador del modelo, Emirates, ya que hay varios con sus colores. Para finalizar la jornada se puede acceder a la colina que está en el lado opuesto de las pistas para observar los movimientos del aeropuerto que resultan muy interesantes pues aparte de los vuelos comerciales también se pueden ver y fotografiar los aterrizajes y despegues de los aviones allí fabricados.

Otros imprescindibles de Toulouse como su gastronomía, rugby, río Garona, canal de Midi, arquitectura … quedan como complemento de la visita a la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × tres =