La Ferté Alais 2015: El Tiempo de las hélices – 43ª Edición

combat-(5)Mucha gente nos pregunta porque vamos tantas veces a la Ferte Alais, para ver lo mismo… yo les contesto, que lo mismo les pasa a los que van al fútbol, para ver siempre lo mismo, y después me intentan explicar lo interesante del futbol…

Texto: Jesus Sagastuy
Fotos: Jean-Luc Claessens “Pyperpote”

Pese a que cada vez somos menos, los que subimos a las nubes, para tener mejor asentados los pies en la tierra, también somos más, los que cada año peregrinamos a esa meca de las hélices. Es ya una aerobligación acudir a Cerny, cada vez que llega pentecostés. En nuestro log-book de piloto debiera de estipularse, una visita en la vida, a este aeródromo.

En el festival se disfruta de un repaso completo a la historia de la aviación, por eso se le llama el Tiempo de las Hélices. Como penitencia para los puristas, se añaden unas pequeñas dosis de reactores y ruido, para completar el chou.

1418-(2)

Este hermoso aeródromo a 30 km al sur de Paris, tienen su base varias asociaciones (colección Salis, de los Casques de Cuir y del Memorial Flight), todas relacionadas con los aviones históricos. Allí tiene su base los Amigos de Jean Baptiste Salis, que mantienen la dinastía familiar los Salis. Ahora también cuentan con una escuela AeroVintage donde te enseñan a volar en Stearman y en Texan T-6.

En Francia entienden que la aviación, incluso la clásica y la deportiva están asociadas al progreso y al desarrollo, y cuidan con esmero ese patrimonio aeronáutico y cultivan la afición, con toda clase de facilidades y estímulos a quienes la ejercen. Incluso han declarado aviones como el Morane MS138 monumento histórico.

Los mandamientos de la Ferté Alais son muy sencillos “Restaurar, transmitir, compartir y volar”, es el resumen de una filosofía.

bristol-fokker-(16)Hasta que comienza el chou se hacen bautismos aéreos en helicóptero, en Ju-52, en Stearman, en T-6 y en el Antonio AN-2. En la Ferté cuentan con su propio Casa352/Ju52 propio, que también vimos volar.

Hay un montón de voluntarios que se disfrazan de pilotos y militares, enfermeras, y hasta una banda de gaiteros! Existe un campamento americano con todo tipo de pertrechos junto a un DC-3 Dakota, que se puede visitar. También hay simuladores del ejército francés, que buscan reclutas, y simuladores de PC.

No faltan puestos de comida y “accesorios”. Hay toda clase de antiguallas, libros, revistas, maquetas, chupas, juguetes, adornos etc. Mientras te tomas una cerveza, te compras un pin, o compras avión de porexpan. En definitiva, es apto para viajar en familia.

El B-17G Pink Lady sigue sin volar por falta de presupuesto. Junto el Sally B de Duxford, los únicos B-17 en vuelo en Europa. También están restaurando un Corsair, que volará en unos meses. Al lado de estos dos aviones, durante la mañana estuvieron cantando el trío las Manhatan-Dolls.

Este año no se ha celebrado ningún aniversario en concreto. El cartel anunciador es de Romain Hugault dibujante de comics como “El Gran Duque” y “Debajo de las nubes” que os recomiendo por sus increíbles dibujos. Nos firmó un autógrafo nada más llegar.

rafale-(4)El chou siempre empieza sobre la una del mediodía y acaba a las 6 y media de la tarde. Tradicionalmente empieza con el Bébé Jodel, Léopoldolff y el SF-28. A continuación aparecieron 2 cazas Rafale-M de la marina, un MS760 y un Alize llenando el cielo de ruido y calor, con sus postcombustion, menudo contraste. Otro Rafale-A volvió más tarde para hacer una exhibición de lo que es capaz este precioso caza.

Después se retrocedió al inicio del siglo con un  Caudron G-3 símbolo de la asociación y que había volado hacia 15 días antes,  después de años de restauración. Le acompañó un Morane G como el que Roland Garros usó para cruzar el mediterráneo en 1913.

Para representar la Primera Guerra Mundial, pudimos disfrutar de un combate de 2 SE-5A, Fokker DR1 triplano, Abatross y Fokker DVII. por encima de ellos pasaban las Bucker y las Stampes llenando el cielo de biplanos. El dogfight lo ganaron los buenos.

Vimos una formación Boeing de 7 Stearman junto con un B737 con un gran I love la Ferte!

El clásico Tora Tora no faltó, con el ataque a Pearl Harbour con 7 T-6 Texan incluidas explosiones, y un gran incendio!.

mustang-(6) spitfire-(3) yak-(10)

La segunda guerra  mundial quedó representada por: Spitfire, Hurricane MkII, Gloster Gladiator, Curtiss Hawk 75, P51D Mustang, un Zero (T-6 modificado) y  un Curtiss P-40. Los rusos estaban representados con varios Yak 3 y 11….

La Sécurité Civile participó echando agua con Canadair CL415, Grumman S-2 Tracker y un helo Eurocopter EC145.

Este año Red Bull en vez de mandar sus warbirds, mandó su helicóptero Bo-105 que hizo loopines y tones y otras maniobras increíbles, y todo muy bajito. Muy llamativo también el DH.100 Vampire, este reactor de doble cola, es muy raro de ver.

patrouille-yak-(26)

Nuevos en la Ferte era la patrulla inglesa Aerostar con sus 6 Yak-50, que hicieron todo tipo de cruces, formaciones y figuras.

También pudimos ver volar otros aviones de transporte como un par de Beechcraft 18, un  DC-3 Dakota y el Lockheed L-12 Electra como el de Amelia Earhart completamente pulido.

Este año la acrobacia ha estado representada un planeador Pilatus B4, remolcado por un Stearman, el Extra 330SC de la armeé de l´air, Pitts y una Cap-10 que voló una chica minusválida, demostrando que las limitaciones se pueden superar.

Tampoco faltó la Bucker 133 Jungmeister autentico Stradivarius del cielo.

Y qué decir del silbido del Mustang cuando pica para realizar las pasadas, con su motor Rolls Royce Merlin sonando como una sinfonía.

fury-(6)

El Sea Fury que con unos cartuchos de humo especiales, fue otra de las estrellas del festival, en su vuelo en formación cerrada con su hermano el reactor Hawker Hunter. Los cartuchos hacían unas volutas de humo increíbles.

La cigüeña Fi-156 Storch nos deleitó con un “vuelo parado”. Así como la clásica J-3 haciendo el vuelo del borracho.

skyraider-(3)Volaron 3 Douglas Skyraider (uno de ellos era la portada del cartel anunciador) impresionantes por su tamaño: sus 2.700 caballos, hélice de 4 metros de diámetro y 18 cilindros, nos mostró el pliegue de las alas. Es el último avión de combate de hélice, y el motor más potente que se puede ver. Un contemporáneo suyo fue biturbohélice, OV-10 Bronco que deja a todo el mundo con la boca abierta gracias a su maniobrabilidad y velocidad.

En tierra los más fotografiados fueros los biplanos Bristol F2 Fighter y el LVG, impresionantes replicas. No hemos citados a todos los aviones presentes, porque es imposible…

Para acabar el festival aéreo apareció la Patrulla de Francia y con sus ocho Alphajet pintaron el cielo de azul, rojo y blanco, con una exhibición soberbia, que incluyó su clásico corazón.

Ya queda menos para la Ferte Alais 2016, para que volvamos a ir a disfrutar de este fantástico paraíso de los amantes a los Tiempos de las Hélices. Es una sobredosis de historia y emociones en un ambiente extraordinario.

Como dice Jean Salis “Si estas máquinas están bien construidas, no hay razón para que dejen de volar”. Hasta el año que viene.patrouille-(21)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =