Google gestionará el aeródromo de Moffett

Hangar_One_September_2012_-_2Una filial de Google, Planetary Ventures, ha sido escogida para hacerse cargo de la gestión del Aeródromo Federal de Moffett (NUQ) de 1.000 acres (unos 4 kilómetros cuadrados), una antigua base de la US Navy, ubicado a 4 millas de la sede de Google’s Mountain View, California.

El aeropuerto es el hogar del Hangar One, construido en 1930 para albergar el dirigible de la armada de 784 metros, USS Macon. El aeropuerto cesó sus operaciones como instalación naval en 1994, pasando a ser gestionado por el Centro de Investigación Ames de la NASA. La marina dejó el Hangar One”, así como otros hangares más pequeños, intactos.

Hangar One ha estado bajo amenaza de demolición, debido a su construcción, particularmente el revestimiento de la gigantesca estructura, que contenía PCB y otros tóxicos. En respuesta a las preocupaciones acerca de las toxinas, le revestimiento del hangar fue retirado en 2012, quedando la estructura metálica al descubierto.

Surgió un movimiento para proteger y restaurar Hangar One, citando su valor como lugar de interés histórico en el área de la Bahía de San Francisco.

El 9 de febrero de este año, la Administración de Servicios Generales de EE.UU., que supervisa la disposición de los bienes que ya no son de misión crítica para las agencias federales, y la NASA, nombraron Planetary Ventures como arrendatario preferente. El alquiler dará al Hangar One un nuevo uso y prescindirá a la NASA de los costes de gestión del aeródromo.

HangarOne

La solicitud de propuestas de la GSA se publicó en nombre de la NASA en mayo de 2013, dando inicio a un proceso de competencia en el que se dio al sector privado la oportunidad de colaborar con el gobierno en a “rehabilitación y reutilización adaptativa” de Hangar One y la gestión del aeródromo a través de un contrato de arrendamiento de larga duración.

Como parte del contrato de arrendamiento, Google debe renovar tres hangares del aeródromo, incluyendo Hangar One. Google también se ha comprometido a mejorar un campo de golf situado junto al campo de aviación.

“Estamos muy contentos de seguir adelante en el proceso de selección y esperamos con interés trabajar tanto con la GSA como con la NASA para preservar el patrimonio del Aeródromo Federal de Moffett,” dijeron directivos de Google en una declaración preparada.

Lenny Siegel, uno de los fundadores del comité “Salvemos Hangar One” y el director ejecutivo del Centro para la Supervisión Pública, señaló que podría ser un poco prematuras las celebraciones, diciendo “creo que casi lo hemos conseguido, pero no podemos bajar la guardia del todo”.

Siegel señaló que la Junta del Consejo para la Restauración de Moffett Airfiel estará pidiendo explicaciones sobre la gestión de la contaminación de aguas subterráneas y de los materiales peligrosos que quedan de la época de la marina en Moffett. “Este es un sitio de Superfund“, dijo. “Los PCB del Hangar One se cubrieron con una capa protectora en lugar de ser raspado, así que siguen habiendo riesgos de contaminación residual. Tenemos que estar seguros de que durante la construcción las toxinas no serán liberadas en el medio ambiente”.

Otro motivo de preocupación, según Siegel, es el aumento potencial en el tráfico aéreo si el aeropuerto se abre al público de la aviación general. “La gente tiene preocupaciones sobre el ruido y la seguridad”, dijo. “También hay preocupaciones sobre la relación entre Google y la NASA. La gente se pregunta si es demasiado estrecha.

Según las noticias publicadas en Wired y el San Jose Mercury News, el contrato de arrendamiento es parte de una “borrachera de expansión” por parte de Google.

La presencia de Google en el aeropuerto se remonta a 2008, cuando el Centro de Investigación Ames arrendó 42 acres en los alrededores a Google. Los ejecutivos de Google también guardan sus aviones privados en Moffett.

Mientras tanto, el aeropuerto sigue abierto y es hogar de la NASA, la policía, la Guardia Nacional, y Lockheed Martin Space Systems. Es también el lugar de aterrizaje del Air Force One durante las visitas presidenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =