El “despegue” más corto del mundo

Este avión aparcado en la plataforma, sin piloto a bordo y sin estar sujeto, acabó despegando por las fuertes rachas de viento. Lo curioso es que además el avión demuestra buena estabilidad latero-direccional, al menos en los primeros instantes tras el despegue. Aunque el vídeo no lo recoge, imaginamos que al aterrizaje no fue tan bueno…