El Beechcraft King Air establece récord de velocidad

El presidente de la NAA Jonathan Gaffney (izquierda) entrega el récord de velocidad a al vice presidente de Beechcraft, Justin Ladner, del Departamento de Ventas de Aviones de Misión Especial, en la Convención de la NBAA en Las Vegas.

El presidente de la NAA Jonathan Gaffney (izquierda) entrega el récord de velocidad a al vice presidente de Beechcraft, Justin Ladner, del Departamento de Ventas de Aviones de Misión Especial, en la Convención de la NBAA en Las Vegas.

Beechcraft Corp. ha sido reconocido oficialmente por la National Aeronautic Association por un récord de velocidad establecido por su Beechcraft King Air 350ER.

El avión demostrador King Air 350ER estableció el récord de ” Velocidad sobre un recorrido reconocido” durante un vuelo el 28 de octubre 2012, a 331,08 millas por hora en una ruta de 1.863,97 millas náuticas de San Diego, California, hasta Orlando, Florida.

Se trata de un nuevo récord mundial, aprobado tanto por la NAA y la Federación Aeronáutica Internacional (FAI) en Suiza.

“Este reconocimiento significa no sólo la velocidad de este avión, también solidifica la reputación de alto rendimiento y la multitud de posibilidades de la King Air 350ER mientras continuamos nuestro crecimiento mundial en el mercado de misiones especiales”, dijo Dan Keady, vice presidente senior, Misiones Especiales. “Durante los tres trimestres de este año, las contrataciones de misiones especiales de Beechcraft, se han más que duplicado el número total de aviones de misiones especiales pedidos el pasado 2012”.

El King Air 350ER es un avión de demostración estándar de alcance extendido, que es capaz de aguantar más de 12 horas en vuelo o de un alcance de más de 2.500 millas náuticas, según los informes oficiales de la compañía. El demostrador ha sido equipado con una consola de misión de vigilancia, asientos de alta densidad para misiones de transporte militar y dos trineos de evacuación médica y un armario médico para misiones de ambulancia aérea. Todas estas instalaciones están certificadas por la FAA y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA).